lunes, 29 de octubre de 2012

Clausura Encuentro Regional de Comida Tradicional

Llegó a su fin la fiesta de la gastronomía mexicana, que se realizó en Puerto
Vallarta, en la que durante tres días se presentaron más de noventa recetas,
degustación de platillos y conferencias de especialistas e investigadores, que se
realizaron en el marco del "Segundo Encuentro Regional de Comida Tradicional
y Popular, con Tequila y con Mariachi sabe mejor", que organizó el Consejo
Nacional para la Cultura y las Artes, el Fondo Regional Centro Occidente y la
Secretaría de Cultura de Jalisco.

De esta manera cientos de visitantes tuvieron la oportunidad de degustar recetas
tradicionales de Aguascalientes, Colima, Jalisco, Michoacán, Guanajuato,
Nayarit, Querétaro, San Luis Potosí y Zacatecas, quienes ofrecieron en los tres
días platillos prehispánicos, platillos tradicionales y platillos de innovación.
Entre los platillos que se presentaron en el encuentro destacó la variedad de
colores y sabores de cada uno de los estados; así, los comensales disfrutaron
de tacos de venado, tlacuache, medallones en salsa de cacahuate, birria
tatemada, pescado zarandeado, empanadas de camarón, ceviche, mole y
pozole, entre muchos otros.
Además los nueve estados participantes presentaron una variedad de postres
y aguas frescas que sorprendieron a los asistentes por su peculiaridad como el
agua de tuna, de perejil, alfalfa, limón con chía, piña con pepino, etc.
Es importante mencionar que durante la ceremonia de clausura, el arquitecto
Alejandro Cravioto Lebrija, señaló que este encuentro servirá para el rescate
y difusión de los platillos tradicionales que generaron la inclusión de la comida
mexicana a la lista de la UNESCO Patrimonio Intangible de la Humanidad, ya
que al igual que el año anterior las recetas quedarán reunidas en un libro para
evitar que estas desaparezcan y sigan siendo parte de los hábitos alimenticios
de las familias mexicanas.
Por último, el Secretario de Cultura, agradeció el esfuerzo de todos quienes
hicieron posible la realización de este encuentro, a los estados participantes y
sobre todo a los cocineros, que han hecho un gran esfuerzo por contribuir al
rescate de las recetas milenarias que existen en nuestro país.

Tentempiés sanos y cómodos para llevar al trabajo


Ideas prácticas para seguir una alimentación equilibrada en el trabajo, sin bebidas azucaradas, patatas fritas, galletas o bollería

 
- Imagen: Nikki L. -


 Los expertos recomiendan repartir las comidas en varias tomas a lo largo del día: entre cinco y seis. Sin embargo, no siempre es fácil cumplir este consejo cuando se pasan varias horas en el entorno laboral. Las mesas de oficina, el office o la zona de máquinas expendedoras en los lugares de trabajo no siempre cumplen con las condiciones higiénicas mínimas o la disponibilidad de utensilios necesarios. En paralelo, el escaso tiempo destinado a los tentempiés de media mañana, y las pocas ganas de ensuciarnos al preparar snacks muy elaborados, dificultan aún más el seguimiento de una alimentación equilibrada. Ante la falta de ideas o recursos, a menudo se consume bollería, galletas o bebidas azucaradas con patatas chips de las máquinas de vending. Para evitar estas tentaciones, en este artículo se aportan sugerencias prácticas y a la vez saludables para comer en el entorno laboral.

Sugerencias para comer en el trabajo de un modo simple y saludable

El alimento más habitual en los descansos laborales es el bocadillo: de tamaño más grande, si el trabajo supone una carga física importante, o más pequeño, cuando se pasan varias horas sentado. En contra de lo que a menudo se piensa, esta no es una opción equivocada. Escoger el tamaño adecuado al desgaste físico que suponga nuestro trabajo, seleccionar el mejor tipo de pan y, sobre todo, el relleno, resulta clave para que el bocadillo sea de verdad una opción saludable. Y es que nada tiene que ver un bocadillo de pan blanco y chorizo con uno de pan integral o de semillas y queso fresco con rodajas de tomate. Estas son algunas ideas para convertir los bocadillos en aliados de nuestra salud:
  • Pan integral con humus.
  • Pan de semillas con queso de untar (bajo en grasas) y rodajas de pepino.
  • Pan de espelta con escalibada.
  • Pan de centeno con aguacate y pimentón dulce.
  • Pan con paté de berenjenas y sésamo.
  • Pan con tomate y aceite de oliva y lonchas finas de pavo.

Los frutos secos, en su justa medida y sin sal, son una opción muy práctica y saludable

Otra opción muy práctica (y exquisita) son los frutos secos: nueces, avellanas, almendras, piñones, etc. A pesar de su elevado aporte calórico, el consumo de frutos secos en el marco de una alimentación saludable no se asocia a una ganancia de peso y aporta múltiples beneficios para la salud. Por ello, incluirlos como tentempié de forma habitual, siempre que no sean raciones excesivas y sean frutos secos tostados o crudos pero sin sal, es una sabia decisión. Para no excedernos con la cantidad, se pueden guardar en una fiambrera pequeña en la que quepan de 20 a 30 gramos y llevarla al trabajo. El resto quedará en la bolsa en casa. Lo mismo se podría hacer con las frutas desecadas (pasas, orejones, uvas pasas, etc.), de composición nutricional muy diferente a los frutos secos, pero también con ventajas para la salud.
La fruta fresca debería consumirse varias veces a la semana como snack. Su contenido en fibra, vitaminas, minerales y otras sustancias fitoquímicas con propiedades beneficiosas para el organismo la convierten en imprescindible en una alimentación saludable. Desde la clásica manzana, pera o plátano, hasta fiambreras con dados de melón, cerezas o fresas. Cualquier opción es deseable.
En los últimos años se han generalizado las tortitas de arroz, maíz y otros cereales, así como los bastoncitos de pan, pan con pipas, pan con cereales, etc. Siempre que se escojan las opciones bajas en sal (la población española consume el doble de la cantidad de sal recomendada) y se prioricen las variedades integrales, estas son ideas que pueden contribuir a aumentar el aporte de hidratos de carbono y fibra, deficitarios en la alimentación de los ciudadanos.

Sugerencias para beber

Tanto en el trabajo como en casa o el gimnasio, la mejor bebida es siempre el agua. Se debe tener fácil acceso al agua, a partir de fuentes o dispensadores, para rellenar el vaso o la botella cuando se tenga sed. Cuando esta opción no esté disponible, hay que saber que el agua del grifo ofrece total garantía, salvo que las autoridades sanitarias de la zona lo desaconsejen de manera expresa. En muchas ocasiones, las máquinas expendedores de alimentos y bebidas incluyen varias líneas de botellas de agua, por lo que no debería resultar difícil encontrarla.
Si el agua es la bebida más aconsejable, el café es la estrella de las pausas laborales. De su contenido destaca la cafeína, un estimulante del sistema nervioso, y el azúcar (cuando se le añade). Sobre este último componente, cabe recordar que la Organización Mundial de la Salud (OMS) aconseja no superar el 10% de las calorías ingeridas cada día en forma de azúcares y advierte de que los europeos consumimos entre el 16% y el 36%. Por lo tanto, en caso de tomar café, mucho mejor sin azúcar.
El Consejo de la Asociación Médica Estadounidense sobre Asuntos Científicos (American Medical Association Council of Scientific Affairs) establece que beber café o té con moderación no tiene efectos negativos sobre la salud, en tanto uno lleve un estilo de vida saludable. Se entiende por consumo moderado la ingesta de hasta 3 tazas de café (200-250 ml).
Después del agua, del café y del (u otras infusiones) sin azúcar, las guías de bebidas saludables consideran al resto de líquidos como menos recomendables.

Los zumos y otras bebidas azucaradas, y por supuesto las bebidas alcohólicas, deberían consumirse en la menor cantidad posible.


domingo, 14 de octubre de 2012

La 'comida basura' podría aumentar significativamente el riesgo de accidente cerebrovascular


La dieta occidental se relaciona con problemas de salud en ratas jóvenes tras apenas dos meses.
Imagen de noticias HealthDayLas personas que comen una "dieta occidental" rica en grasas, sal y azúcar, están en significativamente más riesgo de accidente cerebrovascular (ACV) y muerte prematura, según un nuevo estudio con ratas. Investigadores de Canadá hallaron que este tipo de comida, también conocida como "dieta de cafetería", crea lo que llamaron "una bomba de tiempo de problemas de salud".
Para el estudio, los investigadores dieron a ratas sedentarias una opción de comida nutritiva o artículos de comida basura que incluían galletas, salchichas y magdalenas. Los animales también tuvieron la opción de beber agua o una solución con 30 por ciento de azúcar que imitaba a los refrescos.
Los investigadores apuntaron que, al igual que los humanos, las ratas preferían los artículos más sabrosos. Y tras comer una dieta rica en calorías, azúcar y sodio durante apenas dos meses, desarrollaron síntomas de una afección conocida como síndrome metabólico, que incluye hipertensión, niveles altos de colesterol y glucemia, y obesidad, factores que aumentan el riesgo de ACV y otros problemas de salud.
Los investigadores anotaron que las ratas solo tenían el equivalente de 16 a 22 años en años humanos.
"Creo que pronto comenzaremos a ver a personas de 30 o 40 años que sufren de ACV, que tienen demencia, debido a esta dieta de comida basura", advirtió en un comunicado de prensa de la Heart and Stroke Foundation de Canadá el investigador líder del estudio, el Dr. Dale Corbett, director científico del Centro de Recuperación del Accidente Cerebrovascular de la fundación. "Las personas jóvenes tendrán problemas muy graves a una edad mucho más temprana".
Los autores del estudio dijeron que sus hallazgos subrayan la necesidad de ejercicio regular y una dieta bien equilibrada para prevenir el síndrome metabólico.
"No estamos seguros de que el síndrome metabólico se pueda revertir", anotó Corbett. "Si no puede serlo, y seguimos viviendo y comiendo así, entonces cada uno de nosotros es una bomba de tiempo de problemas de salud", añadió.
Otro experto, el Dr. Mark Bayley, copresidente del Congreso Canadiense del Accidente Cerebrovascular (Canadian Stroke Congress) y director médico del Programa de Rehabilitación de Boston en Toronto Rehab, apuntó en el comunicado de prensa que "el síndrome metabólico y el accidente cerebrovascular son inmensos problemas de salud para el público. No podemos permitirnos seguir eligiendo malas opciones nutricionales. Nuestra dieta nos está matando".
Los autores del estudio concluyeron que se necesita más investigación para estudiar los riesgos de una mala dieta en los animales que tengan otros problemas de salud.
"Los modelos de laboratorio con frecuencia usan animales relativamente jóvenes que son más sanos y tienen unas dietas mejores que nosotros", anotó Corbett. "Sin embargo, es importante recordar que para muchas personas, las consecuencias serían incluso peores, dado que muchas personas con ACV también tienen problemas de salud preexistentes".
El estudio fue presentado el lunes en el Congreso Canadiense del Accidente Cerebrovascular, en Calgary. Los datos y las conclusiones de las investigaciones presentadas en reuniones se deben considerar como preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales. Además, los expertos apuntan que los resultados de las investigaciones con animales no necesariamente son aplicables a los humanos.
Y aunque el estudio halló una asociación entre las dietas malsanas y un aumento en los factores de riesgo de la salud en las ratas, no probó una relación causal.

Artículo por HealthDay, traducido por HispanicareFUENTE: Heart and Stroke Foundation of Canada.

¿Puede el tomate reducir el riesgo de ACV?


Un estudio encontró que el licopeno, el antioxidante hallado en los tomates, parecía proteger del riesgo de ataque cerebral

Imagen de noticias HealthDay Comer tomates y alimentos con tomate parece asociarse con una reducción en el riesgo de accidente cerebrovascular (ACV), indica un estudio reciente.
Los tomates son ricos en el antioxidante licopeno.
Los investigadores revisaron los niveles de licopeno en más de mil hombres finlandeses de 46 a 65 años de edad al inicio del estudio, y luego les dieron seguimiento durante un promedio de doce años. Durante el periodo de seguimiento, 67 de los hombres sufrieron un ACV.
En general, los hombres con los niveles más altos de licopeno tenían 55 por ciento menos probabilidades de sufrir un ACV (11 de 259) que los hombres con los niveles más bajos del antioxidante (25 de 258). Cuando los investigadores se enfocaron solo en los ACV provocados por coágulos sanguíneos, hallaron que los hombres con los niveles más altos de licopeno tenían 59 por ciento menos probabilidades de sufrir un accidente cerebrovascular que los que tenían los niveles más bajos.
Los investigadores no hallaron una asociación entre el riesgo de ACV y los niveles sanguíneos de alfacaroteno, betacaroteno, alfa tocoferol ni retinol, según el informe, que aparece en la edición del 9 de octubre de la revista Neurology.
"Este estudio añade a la evidencia de que una dieta rica en frutas y verduras se asocia con un riesgo más bajo de ACV", apuntó en un comunicado de prensa de la Academia Americana de Neurología (American Academy of Neurology) el autor del estudio Jouni Karppi, de la Universidad de Finlandia Oriental. "Los resultados respaldan la recomendación de que las personas consuman más de cinco porciones de frutas y verduras al día, lo que probablemente llevaría a una reducción importante en el número de ACV en todo el mundo, según investigaciones previas".
Otro experto se mostró de acuerdo sobre la necesidad de una dieta sana.
"Este estudio demostró una relación directa entre unas concentraciones más altas de licopeno en sangre y una reducción [de más de 55 por ciento] en la incidencia de ACV", señaló el Dr. Rafael Ortiz, director del Centro de Accidente Cerebrovascular y Cirugía Neuro-Endovascular del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York. "Los fumadores tenían niveles más bajos de licopeno. El licopeno es un antioxidante, reduce la inflamación, mejora la función inmune y evita la agregación plaquetaria y la formación de coágulos".
Ortiz añadió que "el estudio prueba que las personas deben llevar una dieta rica en frutas y verduras [sobre todo tomates] y evitar fumar para reducir las probabilidades de sufrir un ACV".
Sin embargo, aunque el estudio halló una asociación entre los niveles más altos de licopeno en sangre y un menor riesgo de ACV, no probó la existencia de causalidad.

Artículo por HealthDay, traducido por HispanicareFUENTES: Rafael Ortiz, M.D., director, Center for Stroke and Neuro-Endovascular Surgery, Lenox Hill Hospital, New York City; American Academy of Neurology.





MedlinePlus

ELO Live in LA - Complete Concert

Alan Parsons Project(complete show)The-Live in Madrid

sábado, 13 de octubre de 2012

Algunos 'súper degustadores' podrían ser menos susceptibles a los problemas de los senos paranasales

Las personas con una mayor sensibilidad a los sabores amargos resisten mejor las infecciones, halló un estudio
 
La capacidad de una persona de saborear ciertos sabores amargos se relaciona directamente con su capacidad de combatir las infecciones crónicas de los senos paranasales, según un estudio reciente.
El hallazgo podría algún día llevar a nuevas formas de diagnosticar y tratar a los pacientes de afecciones crónicas de los senos nasales, según los investigadores.
Hasta el 25 por ciento de las personas no pueden saborear ciertos sabores amargos (no degustadores), 25 por ciento pueden saborear cantidades extremadamente pequeñas de sabores amargos (súper degustadores), y el resto de las personas se halla en algún lugar entre esos dos extremos.
Este estudio halló que un receptor del sabor amargo (T2R38) que funciona en las vías respiratorias superiores detecta las moléculas secretadas por cierta clase de bacterias.
"Estas moléculas indican a otras bacterias que formen un biofilm, que ayuda a cobijar a las bacterias", señaló en un comunicado de prensa de la Universidad de Pensilvania el autor principal del estudio, el Dr. Noam Cohen, director del Laboratorio de Investigación en Rinología de la universidad, en Filadelfia. "A partir de trabajos anteriores, sabemos que estos biofilmes hacen que el sistema inmunitario monte una respuesta antiinflamatoria demasiado exuberante, que puede llevar a síntomas de sinusitis".
"Cuando el receptor T2R38 detecta estas moléculas, activa maniobras defensivas locales para aumentar la eliminación del moco y matar a las bacterias invasoras. Es como la guerra moderna: interceptar las primeras comunicaciones del enemigo para desbaratar sus planes y ganar la batalla", explicó Cohen, quien también es profesor asistente de otorrinolaringología y cirugía de la cabeza y el cuello, así como médico de planta del Centro Médico de VA de Filadelfia.
En experimentos de laboratorio con cultivos celulares de muestras de tejido de los senos nasales y nasal, los investigadores determinaron que los súper degustadores detectan concentraciones muy pequeñas de las moléculas secretadas por las bacterias, mientras que los que no son degustadores o los que tienen una degustación intermedia requieren cien veces más de la molécula para poder hacerlo.
Cohen y colegas también examinaron a los pacientes que proveyeron las muestras de tejido de los senos paranasales, y hallaron que ninguno de los súper degustadores estaban infectados con el tipo de bacteria que detecta el receptor T2R38, según el estudio, que aparece en una edición reciente de la revista Journal of Clinical Investigation.
"Según estos hallazgos, creemos que otros receptores del sabor amargo en las vías respiratorias tienen la misma función de 'guardianes' para la detección precoz de los ataques de distintos tipos de bacterias, y esperamos traducir estos hallazgos en un diagnóstico personalizado para los pacientes de [infecciones de los senos paranasales] crónicas", apuntó Cohen.
Los investigadores también esperan usar este hallazgo para mejorar el tratamiento de las personas que sufren de infecciones crónicas de los senos paranasales, que cada año son la causa de 18 a 22 millones de consultas médicas en EE. UU., según el comunicado.

Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare FUENTE: University of Pennsylvania

miércoles, 10 de octubre de 2012

Comer en familia: un hábito saludable

Comer en familia impide que los niños abusen de alimentos poco saludables y es el mejor escenario para que aprendan hábitos alimentarios correctos

 
- Imagen: Aidan-Sally -Niños que comen solos mientras ven la televisión. Niños que comen solos en la cocina mientras sus padres realizan otras tareas. Niños a quienes se les permite comer en su habitación sin compañía... Todos ellos tienen más riesgo de sufrir trastornos alimentarios o sobrepeso. Por el contrario, los niños que comen en familia por lo menos tres veces por semana disminuyen en un 32% el riesgo de padecer un trastorno alimentario y en un 15% la posibilidad de ser obesos, según datos de Pilar Gómez Enterría, coordinadora del área de Nutrición de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), presentados durante el congreso de esta sociedad celebrado este año. A continuación se explica por qué es importante ofrecer un buen ejemplo nutricional a los niños y cuál es el papel de los abuelos en la alimentación de los pequeños.

Un buen ejemplo nutricional para los niños

Cuando los niños comen solos es más sencillo que sigan hábitos poco saludables: ingieren menos frutas y verduras, abusan de alimentos procesados y azucarados, les cuesta más comer el pescado... En cambio, si los niños se sientan a la mesa con la familia, los padres o los abuelos insisten hasta conseguir que mantengan costumbres adecuadas, como acabar todas las verduras del plato y tomar de postre una manzana, en lugar de un helado, o comer en el desayuno tostadas con pavo, en lugar de bollería industrial.
Comer en familia incluye hacer la compra y preparar los alimentos con ayuda de los niños
Además, junto con lo anterior, es importante tener en cuenta que comer en familia empieza antes de sentarse a la mesa. Los expertos aconsejan involucrar a los niños en el momento de hacer la compra y preparar los alimentos. De este modo, se consigue que los pequeños interioricen un modelo nutricional sano.
Cada vez más investigaciones señalan los beneficios de comer en familia. Según una revisión de estudios sobre hábitos alimentarios de los niños llevada a cabo por investigadores de la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign (Estados Unidos), los niños que comían con sus familias de manera habitual eran un 24% más propensos a ingerir alimentos saludables que los niños que rara vez comían acompañados por sus padres o abuelos. En concreto, los pequeños que compartían ese momento con la familia tres veces o más por semana eran un 20% menos propensos a escoger alimentos no saludables, como la bollería industrial.
Las claves de los efectos positivos que la comida en familia tiene en la alimentación de los pequeños podrían ser, según los investigadores, el ejemplo saludable que transmiten los adultos con sus buenos hábitos y la posibilidad de que estos frenen a tiempo las tentaciones de los niños.

El papel de los abuelos en la alimentación de los pequeños

Para muchos padres no resulta sencillo comer con frecuencia con sus hijos. Hoy en día, muchos progenitores trabajan todo el día y la responsabilidad de cuidar a los niños recae, en buena parte, en los abuelos. Un informe de la Obra Social Caja Madrid, titulado "Abuelos y abuelas... para todo: percepciones en torno a la educación y el cuidado de los nietos", asegura que la mitad de los abuelos españoles cuida a sus nietos cada día y que un 22% de ellos dedica a ese cuidado más de siete horas diarias. Así que los abuelos juegan un papel fundamental en la alimentación de los más pequeños de la casa.
La Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética (FESNAD) ha presentado este año el primer Estudio sobre la Influencia de los Abuelos en la Alimentación de los Niños, una encuesta sobre hábitos alimenticios realizada a 404 personas mayores de 60 años. Una de las conclusiones más relevantes es que el 64% de los abuelos se encargan de manera habitual de preparar la comida a sus nietos.
Del informe se desprende también que muchos de ellos están preocupados por la alimentación de los pequeños, ya que el 67% cree que estos no tienen una dieta completa y abusan de la carne y los lácteos. En paralelo, más del 50% de los abuelos comen tres piezas de fruta al día y verduras, tres veces por semana. Son un buen modelo para sus nietos, a quienes dan fruta de forma habitual, según el 71% de los abuelos encuestados.

La obesidad infantil en España

El problema de la obesidad infantil en España es cada día más grave. La Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO) ha revisado los dos estudios más importantes sobre la obesidad en los niños españoles (enKid y ALADINO) e indica que el 44,5% de los pequeños tiene exceso de peso.
Su análisis señala que en la actualidad el sobrepeso es mayor en niños que en niñas y que su prevalencia se incrementa en quienes siguen una vida sedentaria. Otro dato preocupante es que la incidencia de la obesidad y el sobrepeso registra un aumento. España es el tercer país de la Unión Europea con una mayor proporción de niños con exceso de peso, solo por detrás de Italia y Chipre.


EROSKI CONSUMER

viernes, 5 de octubre de 2012

Consumo regular de pulpo contribuye a una alimentación sana



• Estudios científicos refieren que su ingesta aporta al organismo vitamina A, calcio, proteínas e hidratos de carbono.
      
• La disponibilidad permanente de este alimento en el país se debe a la política de desarrollo sustentable de esta pesquería, impulsada por el Gobierno Federal.

El Instituto Nacional de Pesca (INAPESCA) recomienda el consumo regular de pescados y mariscos durante todo el año y, particularmente, en la temporada de Cuaresma sugiere la ingesta de pulpo, debido a que cuenta con alto valor nutritivo y propiedades benéficas para el cuerpo humano.
En México este molusco se produce principalmente en aguas de Yucatán y Campeche y es una especie a la que especialistas en nutrición consideran que su ingesta es favorable para el cuerpo humano, debido a que contribuye a mejorar la digestión.
Además de ser uno de los alimentos marinos de mayor consumo en el país, la composición nutritiva del pulpo es rica en vitamina A, calcio, proteínas, hidratos de carbono y baja proporción en grasas y calorías, por lo que expertos del INAPESCA sugieren incluirlo en la dieta cotidiana.
Aunado al valor nutricional de su carne, investigaciones han revelado que el consumo de la tinta del octópodo ayuda a aminorar infecciones, debido a sustancias químicas presentes en el molusco.
Cabe señalar que durante la pasada temporada de captura (1 de agosto al 16 de diciembre), en el país se logró la extracción de más de 20 mil toneladas de las especies comerciales de pulpo (maya y vulgaris), lo que permite atender  tanto la demanda de consumo interno como los requerimientos del mercado externo.
La disponibilidad de este alimento en el mercado se debe a la política de pesca sustentable impulsada por la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (CONAPESCA) y el INAPESCA.
El Instituto se encarga de realizar estudios biológicos marinos para generar dictámenes técnicos que fundamentan el establecimiento de períodos de pesca,  cuotas de captura y épocas de veda.
Estas medidas del Gobierno Federal puestas en marcha a través del CONAPESCA y el INAPESCA contribuyen a promover la pesca sustentable y mantener los niveles de producción del pulpo en las aguas territoriales.

Hacer ejercicio reduce el apetito de las mujeres

Independientemente del peso, las participantes no comieron más para 'compensar' por las calorías quemadas

Imagen de noticias HealthDay El ejercicio reduce la motivación de comer de las personas, según un pequeño estudio reciente que halló que apenas 45 minutos de caminata a paso vivo reduce la respuesta cerebral a la comida ese día, independientemente del peso de la persona.
"Este estudio provee evidencia de que el ejercicio no solo afecta el gasto energético, sino que también podría afectar la forma en que las personas responden a las señales alimentarias", señaló en un comunicado de prensa de la Universidad de Brigham Young (BYU) el profesor James LeCheminant.
Para llevar a cabo el estudio, investigadores liderados por Bliss Hanlon, ex estudiante de postgrado de la BYU, midieron la actividad cerebral de 18 mujeres de peso normal y 17 mujeres obesas mientras observaban 120 fotografías de comida. Las mujeres también observaron 120 fotografías de flores para servir de "control" o comparación.
Las medidas cerebrales se tomaron dos veces. La primera evaluación ocurrió una hora después de que las mujeres caminaran a paso vivo en una cinta durante 45 minutos. Una semana más tarde, los investigadores midieron la actividad cerebral de las mujeres una vez más una mañana en que no hicieron ejercicio. En ambos días, las mujeres registraron su ingesta alimentaria y actividad física.
Las mujeres mostraron mucho menos interés en la comida tras el ejercicio, hallaron los investigadores. También anotaron que las mujeres no comieron más el día que hicieron ejercicio para "compensar" por las calorías que habían quemado.
"Deseábamos ver si la obesidad influía sobre la motivación alimentaria, pero no fue así", señaló LeCheminant. "Sin embargo, estuvo claro que la sesión de ejercicio tuvo que ver con la respuesta neural a las fotografías de comida".
Los investigadores dijeron que se necesita más investigación para determinar cuánto tiempo dura la reducción en la motivación por la comida tras una sesión de ejercicio, sobre todo si la gente participa en regímenes de ejercicio a largo plazo.
El estudio aparece en línea y en la edición de octubre de la revista Medicine & Science in Sports & Exercise.

Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare




FUENTE: Brigham Young University, news release, September 2012

Los antioxidantes podrían reducir el riesgo de ataque cardiaco en las mujeres


Imagen de noticias HealthDay
Una dieta rica en antioxidantes (sobre todo provenientes de frutas y verduras) puede reducir el riesgo de ataque cardiaco en las mujeres, informan investigadores.
El nuevo estudio incluyó a más de 32,500 mujeres suecas de 49 a 83 años de edad, que rellenaron un cuestionario sobre sus hábitos alimentarios. En los diez años de seguimiento, más de 1,100 de las mujeres sufrieron ataques cardiacos.
Las mujeres con los niveles más altos de antioxidantes experimentaron una reducción de 20 por ciento en su riesgo de ataque cardiaco. Esas mujeres consumían casi siete porciones al día de frutas y verduras, casi tres veces más que las 2.4 porciones al día consumidas por las que tenían los niveles más bajos de antioxidantes.
El estudio aparece en la edición de octubre de la revista The American Journal of Medicine.
"Nuestro estudio fue el primero en observar el efecto de todos los antioxidantes dietarios en relación con [los ataques cardiacos]", aseguró en un comunicado de prensa de la revista la investigadora líder Alicja Wolk, de la división de epidemiología nutricional del Instituto Karolinska en Estocolmo, Suecia.
Hay varios tipos de dietas para perder peso, pero las que enfatizan un mayor consumo de frutas y verduras podrían ser las más efectivas, escribió en un comentario acompañante la directora editorial de la revista Pamela Powers Hannley.
"Pero apenas 14 por ciento de los adultos estadounidenses y 9.5 por ciento de los adolescentes comen cinco o más porciones de frutas o verduras al día", anotó.
Aunque la investigación halló una asociación entre un mayor consumo de antioxidantes y un menor riesgo de ataque cardiaco, no probó una relación causal.

Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare

Las frutas y las verduras son fuentes particularmente buenas de estas moléculas

 
FUENTE: The American Journal of Medicine, news release, Sept. 21, 2012