sábado, 31 de diciembre de 2016

Uno de los manjares de culto

Las mejores reses son un bien muy preciado en la cocina de máximo nivel, y por ese motivo, el valor de los ejemplares más valiosos se dispara.




España / Efe (contenidos gratis) ciberpasquinero

La cultura del chuletón, de la que ciertas zonas de España presumían y que se extendió a lo largo de toda la geografía nacional como si de una moda se tratase, se ha convertido en uno de los manjares de culto más preciados y en todo un tesoro gastronómico. 
Las mejores reses son un bien muy preciado en la cocina de máximo nivel, y por ese motivo, el valor de los ejemplares más valiosos se dispara. 
Dos vacas de 1.400 y 1.500 kilos en vivo criadas en Oroso, A Coruña, han alcanzado tal cota de excelencia, que abren una nueva etapa en lo que calidad de la carne se refiere y es Pujol's, uno de los grandes especialistas del sector, quién se ha hecho con ellas.
Las vacas que Don Jesús Vilares cría en su finca de Oroso, son bien conocidas por el sector. Dos ejemplares de Vilares, uno de la raza rubia gallega de 7 años y 750 kilos en canal y otro de la raza parda de casi 700 kilos y 11 años, marcan un punto de inflexión en la cultura del chuletón gracias a una calidad que parece insuperable, como también su precio, que alcanza los 15.000 euros. 
La alimentación a base de harinas y papas de maíz autóctono, hierba verde y hierba curada que llega a los 15 kilos por día, junto a la pausa y el sosiego de las tierras gallegas, ha propiciado en ambas vacas un engorde exquisito que se convierte en una excepcional grasa amarilla, emblema del mejor ganado de Galicia, que se entrevera en la carne hasta el tuétano, en una orgía visual que será un manjar extraordinario para los paladares más afortunados (adinerados).

--
Somos
Ciberpasquinero