lunes, 13 de octubre de 2014

FAO y OMS promueven el acceso a una dieta sana







Tras intensas negociaciones, los estados
miembro de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura (FAO)
y la Organización Mundial de la Salud (OMS) firmaron una declaración
conjunta en la que aprueban políticas para asegurar que todas las
personas tengan acceso a una dieta más saludable.

Esta
declaración será presentada ante la Segunda Conferencia Internacional
sobre Nutrición, que se celebrará en Roma del 19 al 21 de noviembre. El
acuerdo establece un marco de acción voluntaria con cerca de 50
recomendaciones, incluyendo un aumento en las inversiones e
intervenciones para mejorar la alimentación de las personas.
El
Director General de la FAO, José Graziano da Silva, declaró que el pacto
envía una poderosa señal al mundo y muestra que los países miembros se
toman en serio el problema de la malnutrición.
La declaración,
que tendrá que ser ratificada después de la cumbre, afirma que la
pobreza, el subdesarrollo y el bajo nivel socioeconómico son los
principales contribuyentes a la malnutrición, tanto en las zonas rurales
como urbanas.
En el documento se reconoce la malnutrición en
todas sus formas, desde la subalimentación a la obesidad, y señala las
consecuencias sociales y económicas negativas que este problema tiene
para los individuos, las familias y los Estados.
Graziano da
Silva citó cifras recientes de la FAO que indican que alrededor de 805
millones de personas en el mundo pasan hambre y que la mitad de la
población global está afectada por algún tipo de malnutrición.



 ONU