martes, 17 de julio de 2018

Abismo abismal entre México y Europa en materia laboral



Europa / ciberpasquinero

Contar con unas condiciones de trabajo más flexibles y con unos requisitos mínimos a escala europea en materia de permisos para el cuidado de los hijos ayudaría a los padres que trabajan y a los cuidadores a conciliar sus intereses privados y profesionales y no les forzaría a tener que elegir entre ambos.

Esta es una de las conclusiones a las que ha llegado la comisión de Empleo del Parlamento Europeo, que esta semana ha aprobado las nuevas normas de la UE para impulsar la conciliación entre la vida laboral y personal. El objetivo es aumentar la escasa representación de las mujeres en el mercado laboral, así como los incentivos para que los padres asuman permisos familiares y fomentar la igualdad de género y de oportunidades.

Los eurodiputados abogan por establecer nuevas normas mínimas más ambiciosas en la UE en materia de permisos de paternidad y para los cuidadores. Entre ellos:

  • Derecho a una baja de paternidad pagada de al menos 10 días para los padres o las personas que ejerzan su papel.
  • Derecho individual de 4 meses de baja de paternidad no transferible hasta que el niño cumpla 10 años.
  • Baja remunerada para trabajadores que cuidan a parientes gravemente enfermos o dependientes.
  • Los eurodiputados proponen pagar un mínimo del 78% del salario bruto para padres que se acojan a las modalidades de baja de 4 meses hasta los 10 años y para los trabajadores que deban cuidar de un familiar enfermo o dependiente y del 80% durante los diez primeros días de baja de paternidad para el padre.
  • Los eurodiputados reclaman además horarios de trabajo flexibles como por ejemplo la posibilidad de trabajar desde casa.

Brecha entre hombres y mujeres

La tasa de empleo de las mujeres se situó en la Unión Europea en el 65% en 2017, mientras que la de los hombres llegó hasta el 78%. Además, las mujerestienen muchas más posibilidades de trabajar a tiempo parcial debido a responsabilidades de cuidado y a las interrupciones en su carrera, lo que contribuye a la brecha salarial y en las pensiones por motivos de género.

Según datos oficiales, en España en el año 2016, un 26,6% de mujeres (de 25 a 54 años) empleadas con 1 hijo trabajaba a tiempo parcial frente al 5,7% de hombres. En el caso de 3 o más hijos los porcentajes son un 26,2% de mujeres y un 6,4% de hombres.

Próximos pasos

Tras el voto en la comisión parlamentaria, comenzarán en septiembre las negociaciones entre el Consejo, la Comisión y el Parlamento para llegar a un acuerdo definitivo.