Páginas vistas en total

jueves, 25 de abril de 2013

Sensación de saciedad






Soluciones terapéuticas contra la obesidad y la diabetes
El proyecto i2MOVE («Intelligent implantable modulator of vagus nerve function for treatment of obesity») está coordinado por dos profesores del Imperial College de Londres: Christofer Toumazou del Departamento de Ingeniería Eléctrica y Electrónica y sir Stephen Bloom del Departamento de Medicina. La experiencia combinada de los profesores en bioingeniería y endocrinología está sirviendo para crear un dispositivo que simula la respuesta del nervio vago, el cual inerva la lengua, la faringe, las cuerdas vocales, los pulmones, el corazón, el estómago y el intestino y que podría generar una sensación de saciedad en el paciente.
El proyecto avanza a buen paso gracias a los más de 7 millones de euros aportados por una subvención de inicio (Starting Grant) del Consejo Europeo de Investigación (CEI). Hasta ahora los investigadores han desarrollado una combinación hormonal mediante glucagón y péptido similar al glucagón tipo 1 (GLP-1) que desempeña una función básica en la regulación de los niveles de azúcar en sangre y contribuye a reducir el apetito. Tal combinación podría servir para crear un nuevo tratamiento contra la obesidad y la diabetes.
El glucagón posee un efecto opuesto a la insulina, pues previene el almacenamiento de glucosa en los depósitos de grasa y el hígado y eleva los niveles de azúcar en la sangre. El GLP-1 estimula la secreción de insulina para reducir estos niveles y actúa sobre el encéfalo para reducir el apetito.
El objetivo principal del proyecto es combatir la obesidad, considerada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como una de las afecciones más importantes del siglo XXI. Más del 23 % de los europeos son obesos y sus costes sanitarios sumaron más de 10 000 millones de euros en 2010. Los tratamientos aplicados en la actualidad, como por ejemplo la cirugía, no suelen ser efectivos, pero los responsables científicos de i2MOVE confían en la eficiencia de la estimulación eléctrica del nervio vago en combinación con «registros inteligentes» para dar con una solución. Esta segunda técnica implica la implantación de un dispositivo inteligente que registra las señales del nervio asociadas a la secreción hormonal al alimentarse. El sistema está diseñado para estimular el nervio vago, modular sus señales y regular mejor el apetito.
El profesor Bloom y su equipo de investigación estudiaron si el glucagón y el GLP-1 son capaces de reducir el apetito al introducirlos en el torrente sanguíneo. Para su estudio contaron con dieciséis voluntarios a los que se sometió a una secuencia de cuatro tratamientos con glucagón, GLP-1, una combinación de glucagón y GLP-1, y una solución salina a modo de control. El orden de los tratamientos se determinó al azar. Cada tratamiento se administró mediante goteo durante dos horas. Una vez transcurrida la primera hora y media se ofreció comida a los voluntarios. El equipo registró la cantidad de comida consumida y midieron su gasto energético y el nivel de azúcar en la sangre. Los resultados mostraron que aquellos que habían recibido el tratamiento con las dos hormonas comieron un 13 % menos que los que habían recibido la solución salina, si bien no se apreció diferencia con respecto a la administración de cada hormona por separado.
Los voluntarios tratados con la combinación de hormonas consumieron bastante menos comida, subrayó el profesor Bloom. Estos resultados coinciden con los logrados por el equipo en ensayos con animales, lo que sugiere que dicha combinación hormonal podría resultar útil para la creación de un tratamiento nuevo contra la obesidad y la diabetes.
«Una reducción del 13 % en la ingesta de alimentos resulta una cantidad considerable para cualquiera, pero nuestro experimento es sólo un aperitivo de lo que está por venir», indicó. «Para considerar efectivo el tratamiento que se desarrolle será necesario que reprima el apetito a largo plazo y por ello queremos averiguar si los efectos pueden mantenerse e inducir una pérdida de peso considerable».