sábado, 31 de diciembre de 2016

Uno de los manjares de culto

Las mejores reses son un bien muy preciado en la cocina de máximo nivel, y por ese motivo, el valor de los ejemplares más valiosos se dispara.




España / Efe (contenidos gratis) ciberpasquinero

La cultura del chuletón, de la que ciertas zonas de España presumían y que se extendió a lo largo de toda la geografía nacional como si de una moda se tratase, se ha convertido en uno de los manjares de culto más preciados y en todo un tesoro gastronómico. 
Las mejores reses son un bien muy preciado en la cocina de máximo nivel, y por ese motivo, el valor de los ejemplares más valiosos se dispara. 
Dos vacas de 1.400 y 1.500 kilos en vivo criadas en Oroso, A Coruña, han alcanzado tal cota de excelencia, que abren una nueva etapa en lo que calidad de la carne se refiere y es Pujol's, uno de los grandes especialistas del sector, quién se ha hecho con ellas.
Las vacas que Don Jesús Vilares cría en su finca de Oroso, son bien conocidas por el sector. Dos ejemplares de Vilares, uno de la raza rubia gallega de 7 años y 750 kilos en canal y otro de la raza parda de casi 700 kilos y 11 años, marcan un punto de inflexión en la cultura del chuletón gracias a una calidad que parece insuperable, como también su precio, que alcanza los 15.000 euros. 
La alimentación a base de harinas y papas de maíz autóctono, hierba verde y hierba curada que llega a los 15 kilos por día, junto a la pausa y el sosiego de las tierras gallegas, ha propiciado en ambas vacas un engorde exquisito que se convierte en una excepcional grasa amarilla, emblema del mejor ganado de Galicia, que se entrevera en la carne hasta el tuétano, en una orgía visual que será un manjar extraordinario para los paladares más afortunados (adinerados).

--
Somos
Ciberpasquinero

jueves, 29 de diciembre de 2016

Según la comida es el aceite

Aceites ecológicos a la carta, una nueva forma de maridaje en alta cocina


España, Efe (contenidos gratis) / ciberpasquinero

Se puede elaborar un aceite para un plato concreto, incluso para un postre. 
Sólo hay que saber cuándo recoger la cosecha, comprender los procesos químicos que se dan en cada variedad de oliva y hacer un buen uso de la tecnología en función del resultado que se persiga.
Actividades tradicionales antaño productivas y más tarde abandonadas como la olivicultura regresan hoy como una oportunidad para el "neoruralismo", un término acuñado por una generación que entiende la modernización y la formación continua como claves diferenciales.


Y obtener un producto "diferente" es lo que se propuso Xavier Guilera cuando descubrió el "tesoro" que tenía entre sus manos, un "mar de olivos" centenarios a los que "mimar" y frutos de tres variedades autóctonas capaces de producir aceites "a la carta".
Oli Coll de l"Alba, como se llama su proyecto, es sinónimo de oliva virgen extra premium, lo que se conoce como aceite de alta gama, destinado a tiendas y restaurantes "gourmets", y en su elaboración se permite "modular el resultado final en función del uso objetivo al que lo queremos destinar".


"Incluso en función del plato al que va dirigido", ha explicado Xavi, lo cual tiene "mucho recorrido" en el sector de la restauración, la alta gastronomía e, incluso, la coctelería.

miércoles, 21 de diciembre de 2016

Nacimiento y árbol navideño, atracciones de El Vaticano

Para ahorrar en su consumo energético, la Santa Sede decidió adornar con luces de bajo consumo las decoraciones navideñas gigantes, que fueron inauguradas el 9 de diciembre y permanecerán dispuestas hasta el 6 de enero, fiesta de la Epifanía.

​Humilde nacimiento en mi casa

El Vaticano / ciberpasquinero

Un nacimiento monumental con piezas realizadas por un artista de Malta y un árbol de Navidad de 25 metros de altura, colocados en la Plaza de San Pedro, se convirtieron en la principal atracción romana de estas fiestas decembrinas.
El montaje fue ubicado en el centro de la plaza vaticana, junto al famoso obelisco. En estos días previos a la Nochebuena es constante el desfile de turistas y curiosos que se acercan a admirar el pesebre o sacarse fotos junto a él.
Para ahorrar en su consumo energético, la Santa Sede decidió adornar con luces de bajo consumo las decoraciones navideñas gigantes, que fueron inauguradas el 9 de diciembre y permanecerán dispuestas hasta el 6 de enero, fiesta de la Epifanía.
De esta manera la exhibición del nacimiento y del abeto quedó empatada, en los tiempos, con la liturgia católica navideña que inició a finales de noviembre con el periodo de Adviento y se extenderá hasta el 8 de enero de 2017, fiesta del bautismo de Jesús.
Por una inexplicable tradición arraigada, desde hace unos 30 años el pesebre de San Pedro se iluminaba apenas el 24 de diciembre por la tarde-noche y permanecía abierto hasta el 2 de febrero, fiesta de la Candelaria. Una costumbre a contrapelo del calendario litúrgico.

Dimensiones
El árbol colocado en San Pedro mide 25 metros con una circunferencia máxima del tronco de 65 centímetros y fue donado por el Municipio de Scurelle, en la norteña provincia autónoma italiana de Trento.
El corte, en los bosques de Lagorai, tuvo lugar el domingo 13 de noviembre y ese mismo día los niños de la escuela primaria de la zona plantaron unos 40 nuevos árboles de la misma especie en un terreno poco distante, para compensar la pérdida del centenario abeto.
Tras ser cortado, el árbol fue transportado por un helicóptero del Ejército Italiano, con la colaboración de la Protección Civil de Trento y ubicado sobre un camión que lo transportó hasta Roma.
Una vez alzado fue adornado con centenares de esferas de arcilla que llevan dibujos realizados por niños bajo terapia en los pabellones oncológicos de algunos hospitales italianos.
Estos infantes, junto a sus padres, participaron en un programa de cerámico-terapia recreativa en laboratorios hospitalarios ideados y coordinados por la Fundación Condesa Lene Thun.
Además de las esferas ubicadas en el árbol, junto al mismo se exhiben algunos de los adornos más significativos con frases dedicadas al Papa por pequeños como Giovanni (cinco años), Chiara (siete años), Samuel (10 años) y Georgia (14 años).
La iluminación del árbol está compuesta por 18 mil lámparas con tecnología LED, de las cuales mil 400 con efecto "chispa", para un peso total de 140 kilogramos y un consumo de apenas 1.7 kilowatts.

Concurso entre artistas
El pesebre monumental fue donado por el Gobierno de Malta que lanzó un concurso entre artistas locales en el cual triunfó Manwel Grech con un diseño escenográfico que reproduce el paisaje maltés, incluyendo construcciones, flora y fauna de esa isla.
La obra mide 17 metros de ancho, ocho de alto y 12 de profundidad. Los personajes –unas 17 figuras excluidos los animales- llevan indumentaria típica maltesa, herramientas e instrumentos musicales.
Entre los detalles del nacimiento destaca el "luzzu", típica embarcación del archipiélago maltés que representa la tradición, la pesca y la vida, pero también la realidad de los migrantes que en aguas del Mediterráneo navegan con destino a Europa.

Monedas donadas
Según la tradición, por delante del nacimiento fue colocada una tela color verde donde la gente de manera espontánea lanza monedas como si de una fuente se tratase.
Junto al pesebre fue colocada, como signo de solidaridad, unas piedras y una cruz provenientes de la fachada de la Basílica de San Benito en la localidad italiana de Nursia, destruida en el terremoto del 24 de agosto pasado.
A pocos pasos un cartel aclara que las monedas donadas por los peregrinos serán destinadas a la reconstrucción del oratorio parroquial de Nursia, gravemente dañado en el movimiento telúrico.
Como cada año, el Papa Francisco visitará el nacimiento la tarde del próximo sábado 31 de diciembre y rezará ante el niño, en su última actividad pública de este 2016.

--
Somos
Ciberpasquinero

martes, 13 de diciembre de 2016

La exposición del MAPJ reúne cerca de cien nacimientos de la colección privada Cony Echeverría y Enrique García

Los nacimientos expuestos –aunque tienen una estructura básica conformada por la Sagrada Familia, los Reyes Magos y demás elementos- son tan diversos como sus materiales o los países donde fueron realizados-



Jalisco / ciberpasquinero

El Niño Dios Nació en el MAPJ es el título de la exposición que reúne 96 nacimientos de distintos orígenes y manufacturas, que forman parte de una colección que hace 32 años iniciaron Cony Echeverría Gómez y Enrique García Ruiz. La muestra estará en el Museo de las Artes Populares de Jalisco (MAPJ) a partir de del 13 de diciembre y permanecerá hasta el 5 de febrero de 2017.
Los nacimientos expuestos –aunque tienen una estructura básica conformada por la Sagrada Familia, los Reyes Magos y demás elementos- son tan diversos como sus materiales o los países donde fueron realizados, encontramos formatos tan pequeños como los incrustados dentro de una cascara de nuez o una copa, hasta los de mediano formato que representan a los Voladores de Papantla; están también los tallados en madera, realizados en piedra o en el arte textil wixárika, así como uno realizado con plumas de 600 aves distintas y uno más en un huevo de pato.
Esta colección, comenta Cony Echeverría, no sólo se fundamenta en las piezas como tal "tenemos el interés de ir buscando al artesano, conocer su forma de pensar hacia la vida, hacia su arte, sus valores, el por qué hacen sus nacimientos de acuerdo a lo que ellos viven, a sus costumbres, a sus lugares, ya que eso es lo que ellos plasman en todos sus nacimientos, por eso van a ver cómo conciben ese nacimiento".
Por su parte Enrique García señala que "la parte endémica de cada uno de los nacimientos, sin duda se vuelve un objetivo para cada artesano que es la riqueza de materiales, la riqueza de colores y la riqueza de expresiones de cada una de las regiones, estados, ciudades, pueblos y hasta las comunidades pequeñitas".
Además recordó cómo se inició esta aventura que después se convirtió en un proyecto de vida que logró la conformación de una colección seria con un cúmulo de piezas "muy interesantes, más allá de la tradición, tenemos piezas artísticas que se fueron acercando y nosotros tuvimos la oportunidad de adquirir".
Algunos de los países donde la pareja ha encontrado sus nacimientos son México, Filipinas, Rusia, Perú, Francia, Austria, Italia, Alemania, Japón, Ecuador, Guatemala, Irlanda, Costa Rica y Puerto Rico, entre otros.



Elemental
El Museo de las Artes Populares de Jalisco permanecerá abierto durante el periodo vacacional de lunes a viernes de las 10:00 a las 16:00 horas. Entrada libre


Somos
Ciberpasquinero

Las piñatas, una tradición que evoluciona al paso del tiempo

  • Estrellas de siete picos, los rábanos, zanahorias, flores, payasos y las comenzaron a hacer primero de carrizo y ollas de barro.
  • Esta tradición no está en peligro de desaparecer, al contrario, ha tomado auge y lo único que ha tenido es que ha ido evolucionando.




México, Notimex (contenido gratis) / ciberpasquinero

La necesidad de tener un ingreso extra llevó a los bisabuelos del artesano Hugo Mena a fabricar piñatas, con la fortuna de que en la actualidad esa actividad se ha convertido en un negocio redituable para todos ellos.
La elaboración de las piñatas está encabezada actualmente por don Manuel Mena y sus hijos Hugo e Iván, quienes a lo largo de 90 años se han dedicado a la fabricación y venta de piñatas en su local por los rumbos del Circuito Interior, frente a conocido centro comercial, en la Ciudad de México.
Los Mena relatan el proceso de elaboración y la evolución que la piñata mexicana ha tenido a los largo de los años y que los ha convertido en expertos en este arte.
"La familia Mena tiene 90 años haciendo piñatas, nosotros somos la cuarta generación y ya viene una quinta que son los sobrinos. Todo esto se originó de la idea que tuvo mi bisabuelo, que llegó de Tlaxcala a la Ciudad de México", comentó Hugo Mena.
Agregó que su bisabuelo pasó la batuta a su abuelo, "éste a mi padre, él a nosotros y ahora ya vienen los sobrinos preparándose para seguir la tradición", agregó.
Comentó que, al llegar a la capital, sus bisabuelos, en sus tiempos libres, se pusieron a hacer piñatas con el propósito de ganar un dinerito extra.

Piñatas tradicionales
"Ellos hacían las piñatas tradicionales de aquellos años, que eran las estrellas de siete picos, los rábanos, zanahorias, flores, payasos y las comenzaron a hacer primero de carrizo y ollas de barro, ya con el tiempo cada generación le hemos ido implementando cosas y utilizando otros materiales, los cuales no han variado pues la base principal siempre ha sido el papel y el engrudo".
El joven artesano señaló que esta tradición no está en peligro de desaparecer, al contrario, ha tomado auge y lo único que ha tenido es que ha ido evolucionando.
"La piñata ha ido evolucionando en los materiales, en los terminados y en sus formas, pues las flores, las frutas y las estrellas no han desaparecido, sino que se han unido a ellos un sinfín de personajes y cualquier cosa que a la gente se le ocurra".

Elaboración de antaño, artesanal, sin máquinas
Respecto al proceso de hacer una piñata, a pesar de tanta tecnología, Hugo Mena comentó que toda la elaboración sigue siendo como antaño.
"Una piñata se hace artesanalmente al ciento por ciento, aquí no hay máquinas ni computadoras, la única máquina que usamos es la tijera y de ahí en fuera todo lo hacemos manual.
"Todo se hace a partir de un molde, este molde se tapa con periódico y engrudo. Sacamos el molde, se vuelve a cubrir con periódico, se pinta y por último se decora, pero todo lo hacemos con las manos".




Negocio estable todo el año
Compartió que la venta de la piñata es un negocio que se mantiene estable casi todo el año, obviamente las ventas y la producción se incrementa en épocas navideñas y sobre todo en las posadas.
"Actualmente, el negocio ha sido muy noble, pero hace unos años, pasamos momentos muy difíciles porque la gente se estaba olvidando de las tradiciones y sólo subsistíamos por los cumpleaños o las fiestas infantiles", dijo.
Agregó que poco a poco ese gusto por la piñata tradicional ha vuelto y este año ha sido muy bueno para ellos como fabricantes porque se ha retomado el gusto por la piñata tradicional de posada, como es la estrella de los siete picos.

Escultores y diseñadores
Agregó que ahora, además de ser artesanos, se han tenido que convertir en escultores o diseñadores, pues les piden piñatas de muchas cosas.
"Ahora también la piñata se ha vuelto un artículo de diversión para los adultos, no nada más de los niños y pues tenemos que ingeniárnosla para crear personajes diversos", añadió.
"Hoy nos piden influenciados por las películas, la televisión, las caricaturas que ni conocemos, pero por internet nos mandan la imagen y pues nos la arreglamos para hacerlas.
"Todo lo que nos pidan lo tratamos de hacer y hasta el momento hemos cumplido. Incluso, comentó que hasta de otros países les piden piñatas con personajes locales".

Desde España hasta Brasil
"Ha venido gente de España o de Sudamérica que nos piden piñatas para llevarse a su tierra de personajes que acá no se conocen. Hace poco hicimos una de una galleta que es muy popular en España, otra que nos pidieron de Brasil, una gallina que también es muy popular allá y así como esos ejemplos nos piden de todo", añadió.
Dentro de esos pedidos que les llegan a solicitar, están también las piñatas para despedida de solteras o de solteros.
"Nos han pedido muchas cosas raras, como por ejemplo para despedidas de soltero, pero sobre todo muchas cosas muy atrevidas para las despedidas de solteras y pues ni modo, nosotros se las hacemos".

Donald Trump.
Pero en la actualidad, la piñata que está de moda y la que más está pidiendo la gente es la del presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump.
"Este personaje está muy demandado, nos lo piden mucho. Todas las personas que llegan a la tienda nos dicen que quieren la piñata de Trump sólo porque tienen ganas de pegarle, se expresan con groserías hacia él y pues se lo llevan con el único propósito de golpearlo", comentó sonriendo.
Incluso, dijo que la piñata de Trump la están pidiendo para las posadas.
"Se lo están llevando como si fuera el Judas o el demonio de las posadas, eso está bien porque la tradición de las piñatas sigue vigente y pues no importa que se nos cargue el trabajo, nosotros seguiremos haciendo con gusto la estrella de siete picos. Aunque lleguen todo tipo de superhéroes a la piñata mexicana, no la desplazan".

Dale, dale, dale, no pierdas el tino
Hugo Mena compartió que, aunque están conscientes de que todo este trabajo artesanal que les lleva varias horas del día para terminar una sola piñata, va a parar a la basura, con el hecho de ver a la gente feliz, se paga todo.
"Para nosotros es un orgullo y de suma importancia que las figuras queden bonitas, porque desde que hacen el primer contacto con la piñata que eligieron, el rostro de los niños se ilumina.
"Es un recuerdo que se les va a quedar grabado siempre en video, en la mente o en fotos, y la verdad es muy satisfactorio ver la cara de los niños o niñas cuando se llevan su superhéroe o su princesa favorita y no nos duele que la rompan y si la rompen, pues hacemos otras", comentó.
Es así que ante la próxima temporada de posadas navideñas la demanda de piñatas al taller de los Mena se incrementa, pues son parte de una tradición mexicana que esperan con ansia los niños y que al grito de "¡dále, dále, dále!", se escuchará en los próximos días.


--

Somos
Ciberpasquinero